Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /

05 de Febrero de 2014

 

 

DSC00922Cuenta la leyenda que el emperador Carlomagno intentó asediar la ciudad por encontrarse en un punto estratégico. El entonces rey Ballak muere y es su esposa “Dama Carcás” la que toma las riendas de la ciudad.

 

Lo que Carlomagno pretendía era incomunicar a la ciudad y que ésta se viera obligada a rendirse por falta de alimentos y recursos. Y lo estaba consiguiendo, pero la Dama Carcás que era muy inteligente a pesar de las carencias dio de comer las últimas porciones de trigo que quedaban en la ciudad a los cerdos para después tirarlos por la muralla, como muestra de ostentación. Esto mermaba la mentalidad de las tropas de Carlomagno quienes pensaban que la ciudad tenía tanto trigo que hasta los puercos lo comían, y acabó retirándose sin poder conquistar la misma.

 

Tras el éxito de la batalla y la retirada de las tropas de Carlomagno la Dama Carcás hizo sonar campanas y trompetas y es de aquí de donde viene el nombre de Carcassonne (“Carcás suena”).

 

Con una historia así, me podía imaginar que la visita a Carcassonne iba a ser interesante, y la verdad es que mis expectativas se cumplieron con creces.

 

Carcassone está dividida en dos, la ciudad medieval y la ciudad nueva. La ciudad medieval declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad en 1997 es una auténtica maravilla, en ella podemos encontrar restos de distintas civilizaciones y épocas. Cuenta con 52 torres y dos recintos concéntricos que totalizan 3 km de murallas. También cuenta con la Basílica de St Nazaire, El Castillo Costal, La puerta Narbonnaise, La Palestra, entre otros.(de izquierda a derecha).

DSC00972

 DSC00945

DSC00987

DSC00983

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fue restaurada en el siglo XIX por Eugène Viollet-le-Duc, un arquitecto, arqueólogo y escritor francés famoso por sus restauraciones, participó en la restauración de otros muchos monumentos de primer nivel en Francia. Un personaje muy interesante del cual hablaré en futuros artículos. Además de todo lo mencionado podemos disfrutar de un plácido paseo por las callejuelas y plazas pintorescas de la ciudad medieval.

DSC00982.JPG DSC00973

 

 

DSC00991La ciudad nueva tiene una urbanización muy cuadriculada, al estilo romano (genios en la urbanización de las ciudades), en esta parte de la ciudad podemos visitar la catedral, además de plazas y jardines interesantes. Podemos aprovechar la visita a esta parte de Carcassonne para comer en alguno de los muchos restaurantes que se concentran en la Plaza Carnot y sus alrededores. Un plato típico de la zona es la Cassoulet, aunque recomiendo pedirlo para compartir o en todo caso no haber desayunado mucho ese día, porque se trata de un guiso contundente de judías blancas, pato y salchicha.

  


 Les dejo unos enlaces a la página oficial de la villa de Carcassonne y a una página de turismo de la ciudad.

 

 

 

Comentarios del Lector

Compartir esta página

Repost 0
Published by